Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Autoridad Moral

Amalia recordó a Porfirio haciendo una recomendación muy pertinente en los acalorados y álgidos debates que la propia izquierda ha vivido.

Silvia Montes
Silvia Montes

CON un espléndido recuento de la lucha democrática en México donde Porfirio Muñoz Ledo ha sido figura central, Amalia García Medina, emocionó a los concurrentes al homenaje que con toda justicia le rindieron a este político excepcional y visionario.

LA FINEZA de la ex gobernadora y hoy diputada federal, le otorgó más elocuencia a una afirmación que sintetiza lo que muchos pensamos y sentimos especialmente en este momento preocupante para la nación: "un régimen democrático no puede ser autocrático".

Y EL señalamiento respaldado por la autoridad moral de las batallas de toda su vida lo retomo por la necesidad de pensar seriamente, con objetividad y sin apasionamiento en algo que acertadamente afirmó: "una sola persona no puede tener todo el poder. Eso es inaceptable".

ALTO NIVEL el de esta zacatecana que arrancó una cerrada ovación del público plural que escuchó su voz tan suave pero tan firme al hacer esta referencia fundamental para luego retomar la más reciente convocatoria de Muñoz Ledo al denominado "Movimiento por la República".

TAN SUYO el estilo para expresar un pensamiento serio y de un nivel que se extraña hoy más que nunca en Zacatecas, García Medina retomó los puntos centrales de este planteamiento que contempla el respeto a los órganos autónomos y la independencia del poder judicial.

AMALIA recordó a Porfirio haciendo una recomendación muy pertinente en los acalorados y álgidos debates que la propia izquierda ha vivido y la cito: "hay que hacerlo más sencillo, de un lado las diferencias irreconciliables y del otro los puntos en los que se puede coincidir".

DIJO con estas palabras una especie de fórmula que le urge a México en un tiempo en que la polarización es lo que vemos como la única ruta a seguir en un ambiente donde campea lo radical y no existe ni la sensibilidad ni la inteligencia para una convivencia madura.

LO QUE estamos viviendo es la ausencia total de respeto al adversario para el que no existe cabida en la 4T (eso lo digo yo, naturalmente) y por eso fue tan estimulante escucharla a ella recreando en un repaso muy bien estructurado, la personalidad de un mexicano de la estatura de Muñoz Ledo.

NECESITAMOS más mujeres como Amalia y más hombres como Porfirio, ahora que los seguidores de un fanático no muestran la menor posibilidad al diálogo constructivo ni mucho menos la disposición a conciliar, rasgo de la personalidad del homenajeado que hizo notar la también ex dirigente nacional del PRD, un partido cuya irrupción en la escena política nacional fue muy sobresaliente.

ESCUCHAR el relato entrelazado con las reflexiones de hondo calado de la hoy diputada es sin duda una experiencia no solamente grata, sino aleccionadora. Por supuesto coincido con ella cuando señala que un Estado social no se basa en dádivas. La mejor política social es la del empleo y el salario digno.

ENHORABUENA por la iniciativa de reconocer el aporte de personajes como Porfirio Muñoz Ledo y sobre todo por ver a personas como él y como Amalia que aún se encuentran activos con el sustento de auténticas batallas por el avance democrático que bajo ninguna circunstancia puede retroceder en nuestro país.

Opinión