Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Confrontando

El desorden corresponde a la protesta presentada a las puertas del Hospital de la Mujer en Fresnillo que Monreal Ávila determinó incorporar al esquema IMSS.

Silvia Montes
Silvia Montes

EL DESCUIDO y la ligereza con que el gobierno estatal aborda temas sensibles volvió a mostrarnos que estamos en las peores manos con servidores públicos y un "gobernador" proclives al conflicto antes que al trabajo ordenado al que están obligadísimos recibiendo, por cierto, muy buenos salarios.

EL DESASEO con que se afrontó la manifestación promovida por el sindicato de trabajadores de los servicios de salud encabezado por Norma Castorena, demostró la visión limitada y el peligro en que pueden ser capaces de colocar desde una dependencia oficial a sus huestes y a los propios manifestantes.

EL DESORDEN corresponde a la protesta presentada a las puertas del Hospital de la Mujer en Fresnillo que Monreal Ávila determinó incorporar al esquema IMSS Bienestar sin haber resuelto una situación jurídica que proviene de la donación del predio en que se ubica ni otorgar aún certeza laboral a los trabajadores.

Y LA MANIPULACIÓN de empleados del IMSS que son leales al Secretario de Salud Oswaldo Pinedo con el que establecieron una relación sindical muy importante para ellos, motivó su presencia como grupo antagónico que asumió ese papel obedeciendo órdenes.

QUEDARON exhibidos, una vez más, los yerros del gobierno morenista que a casi un año de arribar al poder se ha distinguido más por el conflicto que por el trabajo sin entender que la gobernabilidad comienza por asumir que la buena política es la herramienta para afrontarlo todo.

EN EVIDENCIA quedaron también los sindicatos. Uno al manifestarse tardíamente y otro que solo atina a movilizar a gente necesitada de mantener sus espacios laborales y disciplinada ante el llamado de un líder, que debe reconocerlos porque se arriesgan y pueden sufrir un desgaste que no merecen.

CON EL TEMA Norma Castorena ha sido blanco de críticas porque su protesta parece más orientada a la coyuntura del relevo en la dirigencia antes que a la protección de los derechos laborales de sus representados que igual que los trabajadores del IMSS merecen respeto.

DE UN momento a otro estalló el problema que era previsible y en el que resulta esencial resolver aspectos elementales y cumplir compromisos formales como la instalación de drenajes y la solicitud ante la Legislatura de permutar el nosocomio hacia el Seguro Social, cuestión que no es simple y que debió seguir pasos muy concretos y muy obvios pero no ha sido así.

HOSPITAL emblemático y necesario en Fresnillo y su zona de influencia, este centro debe funcionar adecuadamente y quienes se encarguen de las tareas relativas a su operación deben pasar por un proceso ordenado, insisto, antes de quedar inmersos entre los intereses sindicales y la torpeza gubernamental.

TRATADO hasta ahora con el sello "davidista" que todo lo complica, el asunto requiere de un manejo correcto algo que evidentemente no ha ocurrido ni ocurrirá en este tiempo convulso donde a los agobios de cada día por el tema de la violencia se suman dificultades que no tendrían que estarse presentando.

AL ESTILO "DAVID" vivimos este nuevo brote de inconformidad y descuido confirmando que morena se especializa en la polarización y en una gran ineficiencia especialmente en el tema de la salud que es uno de los grandes fracasos de la 4T.

Opinión