Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Crece el Desaliento

Al Gobierno sin embargo parece no importarle nada lo que estemos diciendo varios comunicadores seguidos, insisto, por un caudal de opiniones coincidentes.

Silvia Montes
Silvia Montes

AUMENTAN las editoriales que cuestionan al gobierno al cumplir ya cuatro meses de ejercicio sin articular ni siquiera un mensaje coherente ni acciones ordenadas y contextualizadas en planes, proyectos e inversiones ni tampoco giras de trabajo a los municipios. Apenas ayer David Monreal fue de prisa a Pinos.

LAS OPINIONES que por lo regular son complementadas con la aportación ciudadana cuando trascienden en redes sociales, deben analizarse con una enorme disposición de autocrítica por parte de quienes integran un "equipo" que hasta ahora no hemos visto reunido en ninguna parte.

DESFAVORABLES y muy desanimadas son, además, las valoraciones de quienes se han convertido en la voz de la ciudadanía ante un evidente desencanto que se acentúa cuando trascienden actos de violencia que últimamente han tenido como blanco a los oficiales de la policía. Este lunes asesinaron a otro.

AL GOBIERNO sin embargo parece no importarle nada lo que estemos diciendo varios comunicadores seguidos, insisto, por un caudal de opiniones coincidentes. Es un lugar común referirse a quien "encabeza los esfuerzos del estado" cuando hablamos del gobernador. Actualmente la expresión carece de sentido.

MIENTRAS no vemos ese esfuerzo reflejado en ninguna parte van transcurriendo las semanas en un letargo lamentable al que agregamos los decesos que duelen profundamente. El caído ahora volvió a ser de Fresnillo y pertenecía a la Metropol. El hecho no deja de cimbrarnos.

TRANSCUREN los días sin que hayamos visto todavía la fotografía de una reunión de gabinete que nos permite observar a quienes lo conforman –al menos verlos ya que escucharlos está prohibido- y entonces el desconcierto es mayor ¿Esto era la nueva gobernanza?

LOS MESES que ya corrieron de esta cosa extraña que no tiene pies ni cabeza nos remiten a un dicho popular que muchos gustan de citar en estos momentos: "lo que mal empieza mal acaba" y bajo esa lógica las esperanzas de que esto tome forma se diluyen aceleradamente.

SIN CLARIDAD en el rumbo y con expresiones vagas y huecas se produjo una reunión encabezada por el secretario de Economía Rodrigo Castañeda diciéndole al gremio de la construcción que desde el inicio "se ha trabajado en impulsar a este sector". No creo que sus integrantes lo estén advirtiendo.

EN LA POLÍTICA no basta con una demagogia mala como la que estamos escuchando con casos aislados como el de este funcionario que no aborda la reactivación económica en el escenario del Covid desde el rincón donde se encuentre.

NI IMÁGENES ni acciones que le otorguen credibilidad al "proyecto" que tampoco existe, lo único que hacemos es contar a los muertos que ahora han sido servidores públicos en la línea de fuego sin que alguien elabore alguna estrategia para fortalecerlos.

CONTUNDENTES en todo caso las opiniones y los análisis críticos de políticos, periodistas, académicos y observadores que reflejan, reitero, el sentir de los habitantes de un estado que desfallece. Escuché una expresión muy dura y se las comparto: "David fue un error y ahora es un horror".

Opinión