Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Jorge Miranda Castro

Celia Montes Montañez

Degradación de la Política

Hoy conviene escuchar voces como la de este zacatecano ilustre que poco habla del tema pero que lo hizo en esta coyuntura electoral.

Silvia Montes
Silvia Montes

HABLANDO del proceso electoral que estamos viviendo y que debe motivarnos al análisis serio de nuestra responsabilidad como electores, vale la pena compartirles fragmentos de un artículo que abona a la valoración de situaciones y personajes que seguramente verán reflejados en las citas que hoy les presento:

DE POLÍTICA he escuchado muchas voces pero sobre todo he visto el comportamiento de quienes la han ejercido con pulcritud y congruencia y quienes han distorsionado su sentido original, defraudando a la sociedad y abusando de la buena fe de nuestra gente.

Y DEL PODER también he tenido oportunidad de vivirlo muy de cerca acompañando a personajes que me han dejado profunda huella como Genaro Borrego Estrada cuya entrega titulada "Lamentable Degradación de la Política", sintetiza muy bien hechos que observamos y vivimos ahora mismo.

HOY conviene escuchar voces como la de este zacatecano ilustre que poco habla del tema pero que lo hizo en esta coyuntura electoral. La práctica de la política, sostiene, es una vocación de servicio a la comunidad. No es un atajo que utiliza la mediocridad como refugio de salvación al no ser capaces de ganarse la vida de otra manera.

RETOMO esta afirmación acertadísima: "la política no es tampoco la vía para complacer primitivos instintos de poder para sobreponerse a controlar a otros; tampoco es un botín para el enriquecimiento fácil; menos aún es la oportunidad para vivir con privilegios arbitrarios e indecorosos".

REFLEXIONES como la del ex gobernador urgen para normar criterios: Otra cita: "La política no es la panacea de oportunistas y ambiciosos. Tampoco es el foro destemplado para descargar rencores, ni terapia para pretender superar complejos. Todo ello es lo que se quiera pero NO es política, sino su degradada y lamentable simulación".

DE UN HOMBRE ten respetado y reconocido como Borrego Estrada vale la pena esta apreciación en la coyuntura electoral: "Parecen prevalecer los intereses de grupo y las componendas entre los actores políticos motivados por sus propósitos de complacencias superiores o de control y no siempre buscando los perfiles idóneos para el servicio con cuadros de verdadera vocación para ello".

EXCEPCIONAL y congruente con sus convicciones, Borrego afirma algo cierto: "Sin buena política no hay democracia. Democracia sin política es anarquía y política sin democracia deviene en autoritarismo concentrador del poder, ajeno al reconocimiento de la pluralidad y al ejercicio de las libertades".

COMO pocos el ex gobernador tiene autoridad moral para motivarnos a pensar. Le recomiendo buscar el artículo íntegro en la página silviamontes.com.mx y concluyo con esta idea esperanzadora:

GENARO BORREGO reconoce que "Hay desde luego, candidatas y candidatos que si tienen clara su responsabilidad y están dispuestos a cumplirla cabalmente para bien de la comunidad, del estado y del país" y me sumo a su deseo: Ojala ellos sean quienes persuadan al electorado y decida en su favor"*.

Opinión