Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

El Balance

Y polémica la situación que envolvió a Ulises y que también pasa a la historia como ocurre con el sello que le imprimió a esta singular administración.

Silvia Montes
Silvia Montes

CON EL último informe que rindió el maestro y alcalde Salvador Estrada, se cerró un ciclo sumamente interesante en Zacatecas, que incluyó un permanente acoso a Ulises Mejía Haro, cuyo futuro político, estoy segura, no está cancelado.

INFORME muy puntual que sintetizó la meta de convertir a Zacatecas en un municipio moderno, eficiente, transparente, honesto, incluyente, con sentido humano y cercano a la gente bajo el entrañable lema "el trabajo todo lo vence" desarrollando jornadas intensas con un equipo muy cohesionado.

DE SALVADOR diría yo que se esforzó, con éxito, por un cierre caracterizado por el apego a los lineamientos formulados para el ejercicio 2018-2021 y por el comportamiento terso de un profesional leal y comprometido con la que debió ser la más alta responsabilidad de su trayectoria hasta este momento.

ESTRADA aseguró que se honró la palabra empeñada y se dio cabal cumplimiento al mandato del Artículo 115 Constitucional, para ser la administración de los servicios públicos de calidad.

SE CERRÓ un lapso en el que se impulsaron más de 250 obras con recurso propio y se desplegaron grandes esfuerzos por dignificar los servicios, con un gobierno cuyo gabinete, cuerpo de regidoras y regidores que entendieron la importancia de superar las diferencias según lo subrayó Estrada.

UN PERÍODO, sin embargo, que lanzó la inevitable percepción del golpe bajo por parte de la Síndico respaldada por un grupo de filiación monrealista que recurrió a todo para desacreditar a Mejía Haro y frustrar su trayectoria política.

DE INTENSO trabajo, en todo caso, el trienio que concluye y que difundió todos los días, el quehacer desplegado, en efecto, de sol a sol y de lunes a domingo manteniendo ese ritmo con el propósito de cubrir las demandas más sentidas de las y los capitalinos.

TRABAJO fuerte. Existen testimonios que lo demuestran y como señaló Salvador Estrada, "sería muy cómodo decir que algunas metas no pudieron ser alcanzadas por la pandemia del COVID-19, que prácticamente marcó la mitad de esta administración" pero la realidad evidencia la manera en que se enfrentó el reto.

Y POLÉMICA la situación que envolvió a Ulises y que también pasa a la historia como ocurre con el sello que le imprimió a esta singular administración.

LA EVALUACIÓN, como digo siempre, se realiza de manera justa sólo al transcurrir del tiempo. Las finanzas son sanas, como lo informó el alcalde haciendo notar la pertinencia en la aplicación del recurso público.

ES DE USTED el balance. Yo le recomiendo tomar nota de que en este trienio no se recurrió a nueva deuda y se buscó el cómo sí hacer las cosas, lo destacó el maestro Estrada cuyo paso por la alcaldía fue correcto, digno y eficiente.

Opinión