Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

El Peligro

Los alcaldes como Saúl Monreal Ávila -que sin duda ha vivido la peor etapa de Fresnillo-, lo único que puede es clamar ayuda.

Silvia Montes
Silvia Montes

COMO DIJE hace muy poco los presidentes municipales se encuentran demasiado solos para enfrentar situaciones de muy extrema gravedad. El tristísimo caso de Caleb, asesinado a sus tres añitos, muestra éste y otros problemas ante los cuales la federación y el estado siguen totalmente rebasados.

LOS ALCALDES como Saúl Monreal Ávila -que sin duda ha vivido la peor etapa de Fresnillo-, lo único que puede es clamar ayuda. Él lo hizo sumándose a la indignación y la protesta ciudadana, ante un episodio que muestra crudamente el gran fracaso de la 4T y su indiferencia ante la muerte de miles y miles.

ESTÁN involucrados en la solución, por supuesto, la fiscalía y el gobierno del estado, pero la primera ni siquiera tiene dinero para una movilización fuerte y el segundo sigue puntualmente los dictados del aprendiz de dictador,  sus abrazos y su protección a las bandas delictivas.

SUMAMENTE ofensivas suenan hoy las palabras de Andrés al señalar que los delincuentes son "seres humanos" y no deben ser abatidos. La pregunta es obligada: ¿Es humano aquel que ataca lugares sagrados para la gente donde, además, estaban reunidos tantos pequeños en el mes de las flores a María?

SÓLOS están, insisto, los alcaldes -y la población- con un manipulador en la presidencia que acumula en lo que va de su período más de 150 mil muertes superando a sus antecesores a los que culpa cada mañana cerrando los ojos ante una realidad lacerante como la que vivimos en Zacatecas.

MIENTRAS estábamos todavía en el tema de los depósitos siniestros en calles transitadas de la capital, Fresnillo y otros puntos, nos sorprendió el asesinato de este pequeñito, agravado por el lugar, la hora y la concurrencia a un templo que  se supone invulnerable pero que claramente vimos que no lo fue.

LA DELINCUENCIA nos ha demostrado muy claramente hasta donde es capaz de llegar y el gobierno -al mismo tiempo- evidencia hasta donde es capaz de omitir su responsabilidad y agazaparse en el refugio de la repartición de culpas. Lo que estamos viviendo es inaudito.

ARRASA la violencia con todo y en el caso específico de Fresnillo Saúl exige acciones limitado por su parentesco con el que ya incrementa porcentajes en homicidios dolosos respecto a quienes tuvieron su misma responsabilidad y que por ahí emitió una vaga y acartonada opinión sobre este brutal ataque.

CON TODO el dolor acumulado en El Mineral, Saúl resiste al máximo y no se doblega. Yo  reitero ¿Qué pueden hacer los alcaldes en la más completa soledad? Los fanáticos de Andrés ¿No sienten nada al observar a su ídolo aplicando una política tan absurda? La barbarie no entra en la cerrazón de su fanatismo.

HASTA DAÑAR la parte más sensible de la sociedad esos "seres humanos" como los llama López no pueden andar libres como el viento. No faltan integrantes de la guardia nacional que comentan en voz baja que tienen indicaciones superiores de no agredirlos ¡La locura!

A LA NIÑEZ si la pueden aniquilar. Los pequeños no entran en el rango establecido por la 4T. Aquí el luto no tiene fin. Suelo preguntar ¿Qué nos falta por ver? Y siempre ocurre algo que lo rebasa todo. Concluyó que el verdadero peligro para México es el gobierno y su patética "cuarta transformación".

Opinión