Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Jorge Miranda Castro

Celia Montes Montañez

Equilibrios

Con urgencia debemos auto valorarnos. Las redes nos abruman, el nivel de agresividad en ellas es suficiente como para abonarle nuestra propia cuota.

Silvia Montes
Silvia Montes

EL DEBATE entre nueve aspirantes a la gubernatura -varios de los cuales solamente aceptaron el encargo para trabajar por el registro de los partidos que los postulan y por eso no abordé sus intervenciones-, fue un asunto de escaso interés por parte de los zacatecanos.

EVIDENCIÓ Masive Caller, con una medición que al menos a mí me sirvió como referente importante para mis comentarios, que sólo un 26.7 por ciento de la población lo siguió contra un 71.3 por ciento de indiferentes y en ese caso el desinterés ciudadano fue el gran ganador.

TEMAS como el de la comunicación fueron notables. Nunca vi fluir tanta información, que me permitió valorar el nivel profesional e incluso la ética de Israel González en contraste con Gerardo Flores, que envió los videos de Míriam García, sumándose a la estrategia tan cuestionada contra Claudia Anaya.

Masive Caller, Resultados de Debate
Masive Caller, Resultados de Debate

PARA mí que pasé tantos años de mi vida en las áreas de prensa este referente resultó tan interesante como el manejo posterior de la información por parte de los medios que, como nunca que yo recuerde, hemos perdido de vista la objetividad y mostramos abiertamente nuestra inclinación por determinado candidato.

VALORAR el quehacer de los medios es asunto central para quienes amamos el oficio periodístico y todavía creemos que es posible aportar a la sociedad un trabajo serio, sin embargo comenzando por mí, vivimos la peor crisis periodística que yo recuerde.

Y REFLEXIONAR al respecto es asunto obligadísimo si es que nos interesa rescatar la esencia de la hermosa tarea que nos echamos a cuestas y que en nuestra juventud vivimos con idealismo genuino hoy tristemente extraviado. Lo digo con el mejor de los ánimos y con más de 35 años de experiencia.

EN FORMA autocrítica y sincera debemos hacer un alto en el camino justo a la mitad de la campaña para autoanalizarnos y pensar con toda sinceridad si somos informadores o promotores de un determinado candidato como está sucediéndonos a varios.

SENSATA debe ser la reflexión a la que me someto y llamo a mis queridos colegas recordando que nuestro primer compromiso no es con un personaje sino con la gente que, quizá, todavía se toma tiempo para leernos o escucharnos.

Y HONESTA debe ser nuestra respuesta. No soy ingenua pero siempre he creído en algo vital: el equilibrio. Recuerdo con nostalgia una sección que yo escribía en el periódico el Sol, dirigido entonces por Juan Gómez, llamada "Los Partidos Opinan", donde estaban incluidas todas las visiones y todas las voces.

CON URGENCIA debemos auto valorarnos. Las redes nos abruman, el nivel de agresividad en ellas es suficiente como para abonarle nuestra propia cuota. Ante la vorágine de información sólo nos queda apostarle a los equilibrios.

Y MADUREZ debe ser la pauta para honrar el hermoso oficio que ejercemos. Dirán algunos que no me corresponde a mí hacer el llamado, sin embargo asumo el riesgo con la mejor intención y porque el periodismo genuino y honesto lo amerita.

Opinión