Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Expectativa

Morena es un fracaso total. Ante este nuevo episodio, como bien advirtió el diputado Laviada, no hay a quien echarle la culpa.

Silvia Montes
Silvia Montes

CAMBIARON tanto los integrantes de las comisiones como de los órganos de gobierno del Poder Legislativo en una sesión en la que se reafirmó el fracaso de morenistas capaces hasta del ridículo al votar hace poco la reforma para devolver las herramientas legislativas y ahora descalificarlas argumentando corrupción.

LAS COMISIONES y el órgano de gobierno constituyen el pilar en torno al cual gira el quehacer legislativo que se propone generar equilibrios que permitan una deliberación genuinamente democrática conforme a la representatividad de cada grupo parlamentario.

EN EL CONGRESO se escucharon voces con un falso debate sobre las herramientas y fue Enrique Laviada, desde ahora Presidente de la Mesa Directiva, quien expuso lo que es absolutamente cierto: el fondo de esta reorganización ha sido la incapacidad de morena para darle conducción a este Congreso.

Y EN EFECTO esa incapacidad de una bancada diezmada por sus problemas internos, dio paso a una nueva mayoría que yo espero logre rescatar la imagen tan deteriorada por la falta de oficio político que contaminó a este poder y que se expresa también en el gobierno estatal.

MORENA es un fracaso total. Ante este nuevo episodio, como bien advirtió el diputado Laviada, no hay a quien echarle la culpa y aunque algunos insistan en la obsesión del pasado, lo que ahora sucede es responsabilidad de actores políticos absolutamente limitados y perdidos.

EXHIBE esta expresión que ostenta el poder estatal, la evidencia de una máxima que citó Laviada: "Los vacíos, en política, siempre se cubren. Dejaron un vacío político y se ha cubierto" y se entiende el enojo, dijo. Ellos llevaron todo a esta nueva realidad (eso lo afirmo yo).

INCAPACIDAD dijo el Presidente de la Mesa, yo agrego la intromisión de la torpeza y la mala fe encarnada en Verónica Díaz cuyo control de personajes sin criterio llevó todo a un caos que urge acciones maduras cuando los morenistas decidan incorporarse a otra dinámica. Es su obligación.

COMO lo ha hecho desde el primer día en su desempeño legislativo, Enrique Laviada reiteró la postura de los buenos políticos: apertura de una nueva mayoría dispuesta a subsanar cualquier tipo de problema que haya que subsanar con la mejor disposición.

BIEN por esta lección de altura de miras, de interés genuino por Zacatecas. Me pregunto si alguien por fin lo entenderá. Por lo pronto quince votos a favor y dos abstenciones que se sumaron a la mayoría, hicieron posible la recomposición que abre una nueva etapa y una nueva oportunidad.

EXPRESÓ Laviada algo que era necesario clarificar sin caer en el juego hipócrita de diputadas y diputados que subieron a la tribuna para hablar en contra de una reforma que antes habían votado a favor (las herramientas) exhibiéndose solos en total incongruencia.

LAVIADA puso contra la pared a los que hablaron de corrupción con el tema y los llamó a la responsabilidad. La expectativa, en todo caso, resulta esperanzadora. Pluralidad hacia un cambio en la fisonomía del Congreso del Estado. Se requiere con urgencia.

Opinión