Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Falso Discurso

Gabriel Contreras que se distingue por su periodismo de investigación, contradice abruptamente la retórica de David Monreal.

Silvia Montes
Silvia Montes

COMO polvorín corrió ayer en redes sociales una tabla que muestra la asignación de ingresos y bonos por muy buenas cantidades a funcionarios que forman parte del equipo gubernamental. Esta información suele irritar muchísimo a la ciudadanía y ha sido argumento de la 4T en sus campañas políticas.

ACOSTUMBRA sin embargo el jefe del Ejecutivo del Estado guardar silencio cuando se ventilan datos con este contenido y que han sido frecuentes en estos seis meses de un gobierno que no arranca, como bien dijeron recientemente los priistas.

DAVID al no dar la cara y callar concede que los trascendidos son verídicos y que mientras sectores como el magisterial y el de jubilados y pensionados han atravesado por situaciones extremadamente serias por cuestiones salariales, en la burocracia dorada las cosas son muy distintas.

MONREAL es el único facultado para tomar decisiones y es quien autoriza el flujo de recursos para cubrir sueldos y prestaciones, de modo que le corresponde exclusivamente a él la responsabilidad de esclarecer si en efecto decidió ser tan generoso con los suyos y tan duro con aquellos que protestaron y protestan.

NO ABORDA David nada que le incomode ni tampoco responde a las dificultades que preocupan a los zacatecanos en general y mantienen a muchos en particular en problemas muy severos como ocurre con los desplazados de los que he hablado ya en dos ocasiones, generando vacíos inaceptables.

EL TEMA de los salarios que presentó muy detalladamente Gabriel Contreras que se distingue por su periodismo de investigación, contradice abruptamente la retórica de David Monreal, tanto en su tiempo de candidato como ya en el ejercicio de gobernador.

DONDE más ha hecho hincapié ha sido en este asunto que es bandera, insisto de la 4T, con un Presidente de la República que declara la guerra a los que tienen percepciones altas en este país y que, imitándolo como lo hace cotidianamente, Monreal también usó para inducir voluntades y votos.

VARIOS han sido sus señalamientos al respecto de modo que resulta muy desfavorable incorporar este nuevo elemento a la muy deteriorada imagen que lo mantiene siempre en el último lugar del ranking de gobernadores que se publica periódicamente.

EXHIBEN las cifras que ya todos conocemos la mayor incongruencia entre los dichos y los hechos de Monreal quien llegó al extremo de señalar la suspensión de pagos para él y sus allegados en el tiempo de la crisis magisterial. No había necesidad de esto que al final resultó una vil mentira.

INCONGRUENCIAS de estas dimensiones provocan más rechazo. Debo decir, como en muchas ocasiones, que a mí no me genera motivo de crítica saber que los servidores públicos de alto nivel cobren muy bien por sus servicios y esta no es la excepción. Lo que no soporto es la falsedad de las promesas.

EN SU DISCURSO David usó éste como un gancho que a la gente seguramente le gustó porque odian al que tiene buenos ingresos y en ese caso la manipulación encuentra un terreno muy fértil, sin embargo los hechos, insisto, son muy distintos y para colmo con un nivel de opacidad igual de contradictoria.

Opinión