Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Gran Desafío

Todo indica que son cuadros de Verónica Díaz, convertida en la mano que mece todas las cunas y que toma decisiones sin establecer.

Silvia Montes
Silvia Montes

LAS MUJERES que se incorporaron al equipo de trabajo de David Monreal Ávila, tienen el compromiso de otorgarle contenido a eso llamado "nueva gobernanza" que hasta ahora no tiene sentido ni elementos suficientes para sentirnos entusiasmados.

INCORPORADAS a la vida pública estatal tres zacatecanas se suman a quienes se han nombrado a cuenta gotas igual que sus compañeros varones y desde luego Monreal afirma que responde al compromiso de otorgar espacios a las mujeres en esta administración.

AL GABINETE le urgía especialmente la Secretaria de Educación. Al trasmitir vía Facebook la presentación de David ante un puñado de maestros zacatecanos para reiterar datos sobre el pago de la nómina magisterial, la demanda en los mensajes era -además de exigir salarios-, esta designación.

TIENEN que cambiar -quienes ya se encuentran en funciones- el tortuguismo que ha caracterizado el arranque de un gobierno que no se ve como tal. Deben imprimirle a su trabajo la intensidad que Zacatecas necesita de manera urgente y demostrarnos sus aptitudes y su capacidad resolutiva.

ALTA expectativa no advertí en el ánimo general. Todo indica que son cuadros de Verónica Díaz, convertida en la mano que mece todas las cunas y que toma decisiones sin establecer el más mínimo contacto con los representantes de los sectores que corresponden a cada área gubernamental.

RESPONSABILIDAD suprema la de mujeres u hombres que obligadamente deben consolidar una imagen de eficiencia y buen nivel, algo que hasta ahora no hemos visto en ningún caso, por el contrario y hablando de mujeres, los cuestionamientos a la Secretaria General de Gobierno no se superan.

SOBRE TODO Maribel Villalpando, insisto, se encuentra en la posición de mayor exigencia de suyo característica en el sector educativo pero nunca como ahora demandante de un desempeño a la altura del reto por el descontento y desconcierto entre docentes de distintas áreas.

EN EL CASO de esta recién llegada secretaria debo decir que la conozco desde el sexenio de Ricardo Monreal Ávila y tengo una excelente impresión de su trabajo en favor de Zacatecas.

DE MARIBEL debo reconocer la excelente disposición por acometer sus actividades con una actitud de entrega encomiable, con seriedad, con gusto y sobre todo con una extrema sencillez que espero permanezca en su personalidad agradable y comedida.

VILLALPANDO fue una valiosa colaboradora en el sexenio del doctor haciéndose cargo de la atención a personas humildes del estado. Con ella me tocó compartir extenuantes giras de trabajo en las que la vi siempre fuerte y con un carácter amigable y sincero.

SUERTE en la encomienda que la devuelve al servicio público. La Secretaría de Educación es un gran desafío y exige perfiles altamente sólidos. Yo creo que Maribel Villalpando le otorgará a su quehacer la fuerza y la entereza que requiere. Para ello le sobran convicciones y amor por nuestra tierra.

Opinión