Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Insulto y Ofensa

Abandonar la función de gobernar que tiene sobre sus espaldas es una cuestión para la cual no existe medida alguna. Estamos indefensos.

Silvia Montes
Silvia Montes

ES LÓGICO y elemental que trabajar implique un pago oportuno y completo incluyendo las prestaciones ganadas como una conquista laboral, de modo que al omitir la cobertura de salarios lo que proceda sea detener también el quehacer cotidiano como una forma de protesta pacífica.

AL TRABAJO le sigue una remuneración y desde luego todos los empleos son importes pero señaladamente algunos que garantizan que se cumplan derechos constitucionales como es la educación en este momento detenida por un paro indefinido.

CORRESPONDE al gobierno -y no a los sindicatos- garantizar los pagos al magisterio. Resulta extremadamente grave que el Jefe del Poder Ejecutivo traslade esa responsabilidad a los representantes sindicales. Si así funcionaran las cosas ¿Para qué necesitaríamos un gobernador?

EL SALARIO de los maestros es un tema de Estado del que también se ha deslindado David Monreal Ávila -como lo hizo con la inseguridad y la violencia endosándole a la sociedad el terrible problema- con la recomendación de encomendarse a Dios.

SIN ÉL gobernante actuando conforme al mandato que le otorgaron los habitantes del estado ¿Qué vamos a hacer? La situación es absolutamente injusta desde cualquier punto de vista: Tener a ocho mil familias sin recibir el sustento y a miles de estudiantes sin escuela es criminal.

SE JUSTIFICA David Monreal Ávila con el único argumento que ha presentado desde que hipotéticamente tomó las riendas del estado sin que hasta ahora las esté dirigiendo a ningún punto: señalando a otros en vez de actuar como gobernante.

ABANDONAR la función de gobernar que tiene sobre sus espaldas es una cuestión para la cual no existe medida alguna. Estamos indefensos. Ahora abordamos el caso de los docentes y así podemos seguir con cada uno de los sectores que naufragan sin rumbo fijo.

LAS ACTIVIDADES escolares de suyo representan un gran desafío desde que entramos a la pandemia y ahora se agrega este paro ¿Qué dirá David? Por supuesto se refugiará en su nicho favorito: buscar culpables y acusar a los maestros de atentar contra los zacatecanos.

LÁSTIMA que no exista, reitero, alguna posibilidad de cesar a los gobernantes por su incapacidad. Ayer me escribía un buen amigo que Zacatecas está hundido hace muchos años pero este irresponsable (refiriéndose naturalmente a Monreal Ávila) le está poniendo más clavos al ataúd.

POR esta clase de expresiones y por hechos tan impresionantes como la falta de estos pagos naturalmente que se presenta no solo la indignación ciudadana, sino un profundo sentimiento de impotencia al no poder hacer nada ante semejante falta de voluntad.

LOS AFECTADOS no tienen otro recurso que suspender actividades. Monreal dijo que aquí no está la respuesta sino en México. Aseguró que él los acompañará ¿Ha tomado alguna iniciativa para organizarlos? Porque no tienen dinero ni para los pasajes. Que insulto y que ofensa para todos.

Opinión