Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Jugando a las Vencidas

Con la violencia exacerbada y llevada a extremos que ya son insoportables, no puede estar sucediendo lo que bien denunció Juan Mendoza dirigiéndose a Monreal.

Silvia Montes
Silvia Montes

EL RECLAMO que presentó en tribuna el diputado Juan Mendoza refleja un sentir generalizado y aquí lo cito: "Ocúpese gobernador de los grandes dilemas que vive Zacatecas" y una exigencia puntual y sumamente necesaria: "Saque las manos del Poder Legislativo".

EN LA LEGISLATURA se escucharon voces firmes como la de Mendoza que denunció lo evidente: Monreal se está extralimitando, está actuando de manera autoritaria, burda y atentando contra el principio básico de la división de poderes. Hacía falta decirlo con esa claridad, ese valor y esa contundencia.

A UN GOBERNADOR con catorce por ciento de aprobación ciudadana que se ha confrontado con burócratas, pensionados, jubilados, médicos, policías y ahora pretende hacerlo con un Poder autónomo, le demandó enérgicamente hacer política y atender los serios problemas del estado.

REPROBADO como se encuentra David, en efecto, "está jugando a las vencidas con el Legislativo" al pasar por alto el dictado constitucional que establece la potestad para decidir su vida interna, orgánica y sobre todo el ejercicio y destino de sus recursos.

Y EXHIBIDO a través de una bancada oficial que ha olvidado este principio elemental, Monreal o su operadora Verónica Díaz, no pueden estar marcando una línea que violenta el orden perfectamente establecido en el artículo 65 fracción IV de la Constitución Política del Estado.

CON LA VIOLENCIA exacerbada y llevada a extremos que ya son insoportables, no puede estar sucediendo lo que bien denunció Juan Mendoza dirigiéndose a Monreal con estas palabras: "Se equivocó gobernador, está equivocado. No vamos a permitir que violenten la autonomía de este poder".

DESBORDADA la inseguridad y exhibido el problema en diarios importantes del país con encabezados que refieren "Días de Horror en Zacatecas", no podemos estar viviendo esta crisis legislativa propiciada desde el poder estatal que no emite siquiera un pronunciamiento sobre la gravísima situación de la violencia.

AL MÁXIMO espacio que constituye la representación plural del estado que también debe estar ocupado en asuntos tan serios, lo intentan arrodillar manipulando el manejo financiero en un acto que también debe trascender a nivel nacional a ver si así toma nota y corrige el Ejecutivo.

REFLEJÓ con su buena oratoria el diputado Mendoza la realidad que padecemos desde septiembre con un gobierno que agrega a su ineptitud la venganza y el desquite. Esos son los verdaderos "ejes tractores" que observamos día con día en nuestra querida y abatida tierra.

EL SENTIR de la población estatal no se encuentra en los temas que ocupan a los morenistas entre los que incluyo, una vez más, al presidente, al gobernador y a los legisladores. La gente está urgida de atención en asuntos tan terribles como el que estamos viviendo con el recrudecimiento de las manifestaciones violentas.

Y EL PROBLEMA es ignorado. Es posible decir esto porque no advertimos la menor reacción gubernamental, lo que vemos es precisamente lo dicho por Juan Mendoza: un Ejecutivo empeñado en someter a sus opositores del Legislativo pasándose por el alto el indeclinable principio de la autonomía. Esto debe acabar.

Opinión