Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

La Ceguera

La información de Adolfo Marín le abona al desánimo. Presenta una supuesta rueda de prensa donde prevalece la autocomplacencia.

Silvia Montes
Silvia Montes

MUY POBRE la información y ausente por completo algún elemento que otorgue un mínimo de confianza en las autoridades ante la situación sin precedente que atravesamos y que volvió a cimbrar el centro histórico con asesinatos cometidos en "horas luz", como las definió el Secretario de Seguridad.

LA INFORMACIÓN de Adolfo Marín le abona al desánimo. Presenta una supuesta rueda de prensa donde prevalece la autocomplacencia, reconoce de soslayo los episodios de violencia que ubica en el contexto nacional y no atina a ofrecer respuestas importantes en las escasas tres preguntas permitidas.

ACERCA del asesinato del domingo en el Jardín Independencia su comentario se limitó a condenar el hecho y a señalar: "estamos trabajando y tratando de evitar eventos como los que se presentan" ¿Y qué piensa este hombre sobre la alarma que estamos viviendo en Zacatecas?

DE LA VIOLENCIA no es posible admitir su respuesta que cito textual: "cualquier situación alarma, hasta lo más insignificante que suceda en casa o como un sismo o un huracán". Partiendo de esta lógica debemos normalizar el miedo y asumirlo resignadamente.

PREVALECE desde el sector oficial una valoración totalmente distinta al sentimiento generalizado. Para el responsable de la seguridad que habla en representación de David Monreal, como el mismo lo advirtió, "los resultados son contundentes".

EL VACÍO que dejan las palabras y las acciones por supuesto no se reconoce por los responsables o en el mejor de los casos la situación se cataloga como un hecho protagonizado por la delincuencia organizada que reacciona ante la tremenda eficacia de los operativos que argumenta este personaje.

Y LA INEFICIENCIA se cubre con buenas intenciones, con el recurrente argumento de la descomposición del tejido social como un objetivo a combatir y una estrategia central de este gobierno que al estar representado por Marín evidencia que se encuentra perdido, confundido, saliendo del paso solamente.

MIENTRAS la violencia arrasa con absoluta ventaja, para el gobierno es muy satisfactorio haber detenido a un guatemalteco y un chamaco que portaban armas de fuego como el gran logro de la semana pasada, insistiendo en que han disminuido hasta en 40 por ciento los homicidios dolosos en Fresnillo.

LOS EVENTOS no concuerdan con la imagen que ofrece este extraño que poco o nada puede hacer y cuya cabeza es exigida por legisladores que viven peleando y que siempre recurren a esta postura porque son incapaces de ofrecer algo más que su propia decadencia.

SE ACERCAN peligrosamente los hombres armados al corazón mismo de nuestra hermosa capital. Lo sucedido el domingo se suma con furia al evento de enero en que tiraron cuerpos a las puertas de la sede del poder público. Vuelvo a mi pregunta habitual ¿Qué nos falta por ver?

HAY ALARMA y no por un accidente familiar, un sismo o un huracán, hay alarma porque el peligro asecha en espacios que dejaron de ser nuestros. Condenarlo a tantas horas de ocurrido llevando bajo el brazo una tarjeta informativa con el recuento de los caídos, solo confirma nuestro estado de indefensión.

Opinión