Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

La Nómina Magisterial

Se produjo la aparentemente fallida notificación vía Twitter y no faltaron las voces cuestionando la celebración gubernamental.

Silvia Montes
Silvia Montes

ERA LÓGICO que desde el gobierno del estado se produjeran expresiones favorables a David Monreal después de que trascendió el anuncio de que el gobierno federal por fin absorbería el pago de los salarios a maestros que representa un problema muy severo para Zacatecas.

FESTINAR señalando que la gestión de Monreal prosperó es lo menos que le corresponde hacer a la Coordinación de Comunicación Social y a los colaboradores que se apresuraron a subrayar éste como un logro que sería indiscutible pues ese ha sido el discurso permanente de David.

EL ANUNCIO sin embargo fue aparentemente descartado al desaparecerlo de las redes sociales dejando el tema en un suspenso que yo deseo fervientemente se despeje porque aquí lo más importante es otorgarle certidumbre a los maestros y quitarle presión al estado.

SOBRE el particular lo más reciente que he conocido es la información generada por la senadora Soledad Luévano Cantú en el sentido de que ha sostenido un conjunto de reuniones entre la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

LA NOMINA ha sido su tema con el fin de lograr la anhelada federalización y en su última reunión con el Director General de la Nómina Educativa Federalizada, Armando González, le notificaron que la Secretaría de Educación federal inició ya un diagnóstico con buenas perspectivas.

SIN EMBARGO siempre hemos sabido que el asunto es sumamente complejo. Lo que dio a conocer la senadora es que se buscaría firmar un convenio de colaboración, donde el gobierno del estado y la federación aporten recursos para que los docentes zacatecanos reciban sus pagos sin contratiempos.

SE PRODUJO la aparentemente fallida notificación vía Twitter y no faltaron las voces cuestionando la celebración gubernamental. Yo insisto en que por supuesto habría motivo para interpretar éste como un acierto de David Monreal. Es lógico, válido y una estrategia obligada ante un avance de tal magnitud.

LA CONFUSIÓN prevalece y yo quiero ser optimista. Esa clase de anuncios le corresponden a López Obrador que también dejaría un extraordinario precedente que habría que reconocer sin ningún regateo porque se trata, insisto, de una cuestión sumamente necesaria.

ESPEREMOS que estemos próximos a una decisión que será un alivio para las entidades que padecen el problema y entre las que se encuentra Zacatecas con episodios muy lamentables como los que han vivido los docentes acentuados en el arranque de la gobernanza.

BUENAS gestiones, vengan de donde vengan nos hacen muchísima falta y cuando se producen con éxito sería egoísta negarlo. Soledad Luévano bien señala que negociar dinero con la federación es muy difícil pero existen avances y esperemos que sean definitivos.

NOTICIAS positivas y acciones de hondo calado nos darían un respiro en medio del desaliento y los desencuentros de toda índole que al menos a mí me provocan un gran desánimo. Se abrió cierta esperanza para más de seis mil maestros. Mi mejor deseo es que sea verdad.

Opinión