Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Las Desplazadas

En su día mujeres que lloran amargamente por esta circunstancia merecen mucho más que la fotografía donde se difundió un supuesto pacto firmado por David Monreal.

Silvia Montes
Silvia Montes

PENSANDO en las muchas opiniones, marchas y actos públicos por el Día Internacional de la Mujer, recordé todo el tiempo a las que atraviesan por el terrible dolor de abandonar sus casas y sus lugares de origen. Ayer que comenté el tema recibí muchos mensajes de indignación y de pena.

EN LAS localidades donde se está produciendo el desplazamiento forzado que no reconoce en su justa dimensión ni David Monreal ni Andrés Manuel López Obrador, las mujeres son un factor de primerísimo orden en la vida cotidiana de cualquier lugar.

MUJERES como ellas deben sufrir especialmente porque sin duda son un pilar y alrededor suyo gira la familia y sostienen con su esfuerzo el desarrollo de sus pueblos. He visto fotografías que muestran el ataque brutal de que han sido objeto las casas que ellas habitaban con sus esposos, hijos o nietos.

EN SU DÍA mujeres que lloran amargamente por esta circunstancia merecen mucho más que la fotografía donde se difundió un supuesto pacto firmado por David Monreal cuya política no le otorga importancia al sector femenino y de ello da cuenta la disminución presupuestal.

LAS QUE rodearon a Monreal en el evento debieron tener valor para reclamarle en vez de permitir ser utilizadas como lo fueron las diputadas que votaron por un magistrado cuando el espacio le correspondía a una mujer. Verlas en la escena pública sólo me provoca rechazo.

RECORDÉ todo el tiempo la imagen que Omar Hernández proyectó en una excelente nota, de una mujer mayor que se da media vuelta ahogada en llanto porque se resiste a ver el desastre en que quedó convertida la vivienda que tuvo que abandonar.

FUERON esencialmente mujeres las que el periodísta entrevistó reflejando el sentimiento de las zacatecanas que temen por su vida y por la de su familia especialmente en las zonas donde los oficiales de la Guardia Nacional han escoltado sus salidas y eventuales visitas a tratar de rescatar algo.

LAS DESPLAZADAS sintetizan la desgracia que representa la indiferencia de autoridades incompetentes a nivel nacional y estatal incapaces de garantizar el Estado de derecho y que se distinguen en la 4T por su falta de empatía con las mujeres.

DE SARABIA hemos tenido muchas referencias. Ayer que pulsé las reacciones ciudadanas me llamó la atención la conciencia social sobre el problema y la profunda preocupación de la sociedad zacatecana siente por un hecho tan brutal como el que aquí se vive.

Y OTRAS manifestaciones reiteradas fueron en el sentido de que el fenómeno no está ocurriendo solamente en este punto, que son muchos otros lugares donde la gente ha debido escapar en completa indefensión. Han perdido todo y sin embargo para el gobierno federal el asunto es mínimo.

COMUNIDADES de varios municipios protagonizan el éxodo que el gobierno estatal no ha contabilizado mientras el que llaman gobernador preside la reunión donde la comparsa femenina contrasta con el llanto de zacatecanas olvidadas que atraviesan por una situación inadmisible que ni ellas ni David pueden ver.

Opinión