Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Las Diputadas

Evaluar el impacto de su paso por el Congreso del Estado tendría que ser una obligación desde la perspectiva femenina.

Silvia Montes
Silvia Montes

LAS DIPUTADAS que están a punto de concluir el período para el que fueron electas harían bien si realizaran un ejercicio de auto crítica sobre su desempeño en el tiempo que tuvieron la oportunidad de influir en las políticas públicas con perspectiva de género.

DEBEN preguntarse -cómo lo sugirió la ex gobernadora y ahora diputada federal electa, Amalia García Medina- para qué llegaron a un espacio de toma de decisiones. Claro que ella no se refirió en ningún momento a las diputadas zacatecanas y menos a las que se van, pero yo hago mía la interrogante.

EVALUAR el impacto de su paso por el Congreso del Estado tendría que ser una obligación desde la perspectiva femenina, porque ha costado mucho trabajo lograr los espacios que ocuparon como para haberlos desperdiciado sin trabajar seriamente por las mujeres del estado.

LO REALIZADO estará en la Gaceta Parlamentaria pero una buena síntesis sería de gran utilidad para constatar si actuaron de tal manera que su presencia en una curul dejó beneficios específicos a las zacatecanas. Su experiencia puede ser enriquecedora para las que llegarán.

EN SU TIEMPO justo cuando la lucha femenina es fuerte y en ocasiones violenta (cosa que desapruebo), el papel de las legisladoras adquirió una especial relevancia. Admito que desconozco lo que hicieron pero tampoco las recuerdo dando batallas firmes con el enfoque que planteo.

Y HACER en el último momento propuestas porque en un antro se colocaron cámaras en los baños de mujeres, no me parece que corresponda al nivel de su compromiso.

UN BALANCE resultaría extraordinario. Incluso sería conveniente documentar de alguna manera lo que lograron y cuánto avanzaron en la propia cohesión que debieron tener como mujeres actuantes en un la LVIII Legislatura y no en temas generales, sino específicamente en el de igualdad.

DIRIGIDO a las zacatecanas esencialmente, un mensaje con la voz femenina del Congreso -en la unidad que algunas denominan “sororidad”-, dejaría un precedente importante y sobre todo un ejemplo para las que están por llegar.

A LAS integrantes de la Comisión legislativa de Igualdad se les ocurrió presentar en el próximo periodo extraordinario de sesiones un dictamen para modificar el Código Penal y la Ley de Acceso para las Mujeres a una Vida Libre de Violencia ¿Por qué hasta ahora?

ZACATECANAS que debieron avanzar con temas de este contenido durante los tres años de su encargo no debieron esperar tanto para decirnos que pretenden reforzar la normativa en materia de seguridad de las mujeres y de respeto a su intimidad sexual. Me pregunto ¿Cuánto nos quedaron a deber?

Opinión