Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Mediocridad Infinita

Y que lejos queda ya la escuela de Ricardo Monreal que tenía talento para contener la torpeza de sus cercanos, algo que David no consigue con esta mujer.

Silvia Montes
Silvia Montes

QUE IMPORTANTES y que necesarios son los profesionales de la política para mantener la gobernabilidad, impulsar el desarrollo y conducir a la sociedad en un esfuerzo honesto y con rumbo. Todo eso se ha perdido y lo que vemos hoy día es un espectáculo grotesco que empeora la acentuada crisis que padecemos.

LOS LIDERAZGOS sólidos y con altura de miras son imprescindibles para evitar el desgaste y el daño que al final de cuentas provocan las desavenencias entre personajes que idealmente tendrían que marchar con cierta coherencia especialmente cuando existen aspiraciones de hondo calado como las de Ricardo Monreal.

PARA ARMONIZAR a grupos que fueron llamados "tribus" en la izquierda el reto fue mayúsculo y me temo que fallido –tiene lógica- pero cuando la confrontación es individual y de tan bajo nivel lo que se pone en evidencia es la muy limitada estatura de sus protagonistas.

PROYECTOS como el que se supone que encabezan los Monreal (especialmente Ricardo y David) se van al cesto de la basura cuando vemos a dos mujeres cercanas a uno y a otro lanzando mensajes inconvenientes para ellos y replicados, por si fuera poco, por los incondicionales que no tienen criterio propio.

POLÍTICOS que están destrozando la que debiera ser una noble actividad, obtienen notoriedad no por sus aciertos, sino por la más absoluta incapacidad de entender el impacto de sus impulsos abonándole a la muy deteriorada actividad pública y estoy hablando naturalmente de Verónica Díaz.

Y QUE LEJOS queda ya la escuela de Ricardo Monreal que tenía talento para contener la torpeza de sus cercanos, algo que David no consigue con esta mujer que le sigue haciendo daño y que por lo visto está dispuesta a confrontarse con el propio doctor al atacar a una mujer tan cercana a él como Soledad Luévano.

QUEDARON por lo menos en el círculo rojo los mensajes de la senadora y la reacción de la delegada que tomó para ella los señalamientos de la primera acusando de "inútiles y cobardes" a los que no actúan ante situaciones extremas como el asesinato de un niño recién ocurrido en Fresnillo.

LOS TIEMPOS que vivimos tendrían que afrontarse con un gran esfuerzo de unidad porque la dimensión de la violencia lo exige, sin embargo quienes tienen esa obligación no muestran disposición y los oficiosos como diputados y el coordinador de prensa del gobierno, le agregan su propia y tonta cuota.

DE LA COHESIÓN depende la búsqueda de alternativas para afrontar los desafíos inéditos que vivimos y lo que vemos es demasiado pobre. No lo merecemos. En Zacatecas la mujer que mueve los hilos de la gobernanza se especializa en atacar sin valorar el efecto de sus pasiones y sus ambiciones.

Y LOS RESULTADOS de un gobierno en el que ella juega papel central siguen pendientes. Por mucho que Ricardo diga que David es el más capaz de la familia e intente justificarlo porque siete meses no bastan para acabar con la "herencia maldita", lo cierto es que su gran asesora lo sigue hundiendo.

EN ZACATECAS estamos padeciendo la más absoluta incapacidad de los actores de una historia que no merecemos, insisto; el intento de Ricardo por rescatar a David choca estrepitosamente con la soberbia de Verónica y sus seguidores. Los zacatecanos, en tanto, seguimos atrapados en una mediocridad infinita.

Opinión