Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Miranda

Miranda despliega una agenda intensa que eventualmente no trasciende o no tiene el impacto justo aún y cuando se está ocupando de temas esenciales.

Silvia Montes
Silvia Montes

AL IDENTIFICARLO como un político cercano al gobernador del estado el presidente municipal de Zacatecas es inevitablemente arrastrado en la valoración ciudadana que lo lleva a un lugar desfavorable que de ninguna manera le corresponde y menos cuando realiza esfuerzos genuinos por un buen desempeño.

COMO ALCALDE Miranda despliega una agenda intensa que eventualmente no trasciende o no tiene el impacto justo aún y cuando se está ocupando de temas esenciales para los capitalinos, por ejemplo la atención a lugares emblemáticos y de gran movimiento como el tradicional mercado del laberinto.

CERCANO al proyecto morenista el alcalde difícilmente saldrá del esquema negativo que ha generado ese partido con un gobierno estatal que no alcanza a despegar y mucho menos aterrizar encontrándose totalmente rebasado por situaciones de toda índole, señaladamente la inseguridad y la violencia.

A DAVID MONREAL tampoco le favorecen los números. En la última medición que revisé volví a encontrarlo en el último lugar y eso es lamentable no solamente para él sino para Zacatecas en general y para quienes, insisto, forman parte de un grupo que llegó al poder en un mismo momento.

LAS CALIFICACIONES son rotundas y presentan la inconformidad ciudadana. Creo que en el caso de los alcaldes podríamos hablar de afectaciones colaterales y de una percepción generalizada de rechazo a todo lo que sea Morena y esté asociado a sus liderazgos incluido el mismísimo Andrés Manuel.

NO FAVORECEN las cifras a quienes enfrentan problemas mayúsculos desde las presidencias municipales donde es imposible actuar ante el flagelo de la violencia mientras se incrementan los eventos delictivos de altísimo impacto como los que hemos vivido en el municipio de la capital.

A JORGE MIRANDA suelen hacerle señalamientos que no se han podido comprobar y que se usan en charlas de café para cuestionarlo perdiendo de vista, insisto, la intensa actividad que lleva a cabo de manera cotidiana con un estilo muy personal, sobrio y serio, acorde con el importante cargo que ostenta.

SIN EMBARGO al ubicarlo en el mismo punto en que se encuentra David resulta afectado y por eso las estadísticas que al hacerse públicas circulan en redes sociales porque este tipo de datos llaman naturalmente llaman la atención y se reciben con un cierto morbo pueblerino.

ESTOY SEGURA que Miranda Castro, como dice el clásico local, está en lo que debe estar. Ocurre con el laberinto donde hace muchísimo tiempo que no funcionan los baños públicos y que será motivo de reparaciones inmediatas como una respuesta del alcalde.

DE SU atención a los temas que podríamos llamar domésticos Jorge se ocupa con esmero llevando la batuta de un cabildo sin conflictos que afronta las dificultades inéditas por las que pasa nuestra querida tierra víctima de la estrategia de los "abrazos y no balazos".

VOCACIÓN DE SERVICIO y un alto sentido de responsabilidad no alcanzan a contrarrestar el desprestigio y los errores que son el signo de la gobernanza que está a punto de cumplir un año fallido. En todo caso, la situación específica del municipio de Zacatecas amerita una valoración distinta que yo no regateo.

Opinión