Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Ni los Vio ni los Oyó

Los maestros no pueden continuar sin la remuneración que les corresponde. Seguir repartiendo culpas no les sirve para resolver sus apremios.

Silvia Montes
Silvia Montes

MIENTRAS tenía lugar la marcha del magisterio estatal y los docentes de telesecundaria que siguen sin cobrar sus salarios, David Monreal Ávila se atrincheró en el "discurso" que refiere la federalización de la nómina con los mismos señalamientos al pasado, evadiendo su responsabilidad.

LOS MAESTROS no pueden continuar sin la remuneración que les corresponde. Seguir repartiendo culpas no les sirve para resolver sus apremios. Si acaso la estrategia es usarlos para presionar al gobierno federal, me parece cruel y totalmente inaceptable.

MARCHARON como estaba previsto y anunciaron tomas de presidencias municipales y recaudaciones en todo el estado. Advertí en las entrevistas que los maestros lamentan encontrarse en esta dinámica, pero obviamente están desesperados y es su única alternativa.

DAVID asume lo que está pasando como un "costo político" que valientemente está absorbiendo. Sus palabras resultan incongruentes con la realidad cuando asegura que los entiende y los acompaña en su lucha. Lo único que gana es más repudio.

NO CAMBIÓ ni una línea de las confusas ideas que expresa aun sabiendo que en la calle había miles de manifestantes. Dio la bienvenida a las clases presenciales cuando existe un paro indefinido ¿A quién le habla David? ¿Supone que los zacatecanos están ciegos, sordos y tontos?

NADA de lo que manifieste con esa incapacidad  para hilar ideas, puede contrarrestar el hecho de que ocho mil familias zacatecanas no tengan dinero ni para lo más elemental. Si bien la nómina, en efecto, debe irse a la federación, mientras esto sucede David tiene la ineludible obligación de gestionar el recurso.

INSISTIENDO en que se perdieron oportunidades de trasladar esa nómina a la instancia federal, no logrará Monreal mitigar la urgencia de las maestras y los maestros. Lo que procede es una gestión muy eficaz para transitar sin este sacrificio tan penoso.

EN UNA de las mantas que portaron los docentes se leía "ni un Monreal más para gobernar", la reacción es normal y va más allá del sector magisterial. El sentimiento se generaliza día con día y ni siquiera por eso reacciona quien sigue sin entender su papel como gobernador.

TERCA la actitud de un personaje que ha sido declarado "enemigo del magisterio" y cada vez menos comprensible tanto la rudeza como la negativa a buscar opciones.  Ningún otro gobernador dejó de pagar y estuvieron exactamente en sus mismas condiciones.

LA ACTITUD de David está generando un rechazo que no ha dimensionado. Quienes lo rodean de manera cercana están cometiendo el mismo error o en el mejor de los casos se encuentran perdidos en un mundo raro donde la cerrazón es la absurda línea de actuar.

OFENSIVA la denominada "gobernanza" David dejó claro que a los maestros ni los vio ni los oyó igual que a otros actores políticos que tampoco atinan a abonar algo más que un discurso y llamados que no tendrán eco mientras Zacatecas sigue cayéndose a pedazos.

Opinión