Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Otro Vacío

Al maestro lo distinguió una vocación natural, sin embargo se ocupó de prepararse y a lo largo de su carrera realizó diversos estudios especializados.

Silvia Montes
Silvia Montes

DEBEMOS hacer un alto en medio de tantas tribulaciones para lamentar y muy profundamente la partida de Juan Manuel de la Rosa, cuyo legado artístico representa un orgullo para Zacatecas y tiene el reconocimiento nacional e internacional.

HACER un recuerdo entrañable de este gran pintor, grabador y escultor zacatecano es importante porque se trata de un hombre admirable que logró destacar por el talento que le permitió pasar de La Esmeralda a espacios de gran tradición en París y Madrid.

UN ALTO obligado para entender su trascendencia nos corresponde como zacatecanos capaces de reconocer a los grandes como Juan Manuel de la Rosa que partió a mejor vida la madrugada de ayer jueves a la edad de 76 años.

Y HOMENAJEAR al artista originario de Sierra Hermosa, Villa de Cos, nos corresponde como un acto que si bien nuevamente se inscribe en una pandemia no impide reflexionar sobre el gran aporte cultural que hombres como él le ha hecho a nuestra querida tierra.

AL MAESTRO lo distinguió una vocación natural, sin embargo se ocupó de prepararse y a lo largo de su carrera realizó diversos estudios especializados sobre técnicas de elaboración de papel hecho a mano, en países como Francia, Egipto, Estados Unidos y Japón.

DE LA ROSA tuvo participación destacada en más de 50 exposiciones, entre bienales, concursos y salones de pintura individuales y colectivos, en México, Estados Unidos, Francia, Argentina, Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú, Bélgica y España, entre otros.

ZACATECAS ha sido privilegiada con el nivel de grandes artistas plásticos que nos van dejando solos abriendo un vacío que no será fácil llenar.

LO DESPIDE un pueblo que debe reconocerlo plenamente como ocurrió con sus premios y su trayectoria. En la última etapa de su vida trabajó en favor de mujeres altamente vulnerables de América Latina a través de la enseñanza de varias disciplinas artísticas.

RECONOCIENDO su nivel, su carácter sencillo y el apego a sus orígenes, debemos recordar que Juan Manuel de la Rosa también impartió cursos de especialidad en distintas instituciones de varios países, entre ellos: Estados Unidos, Argentina, Japón, Venezuela, Puerto Rico y Colombia.

SU OBRA se encuentra representada en importantes colecciones públicas de museos e instituciones culturales de México, Bélgica, España, Estados Unidos, Chile y Colombia, además de contar con murales en la Ciudad de México y Zacatecas. Triste noticia la de su partida. Descanse en paz.

Opinión