Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Perdidos

Incapacidad y falta de voluntad constituyen los principales rasgos de este tiempo en el Poder Legislativo.

Silvia Montes
Silvia Montes

EL DERROCHE que muestran los diputados en términos de improductividad y falta de respeto a los zacatecanos los muestra en extremo mediocres (que significa "sin mérito") y su pérdida de tiempo entrampados en temas que los llevan de uno a otro fracaso, ya los ubica como los peores legisladores de la historia.

EN LA LXIV Legislatura han ocurrido toda clase de sin sentidos de que tengamos memoria y salvo muy pocas excepciones está claro que el arribo de este puñado de personajes a un espacio que debiera ser el foro de la expresión más depurada de la política, deja ya un precedente lamentabilísimo.

INCAPACIDAD y falta de voluntad constituyen los principales rasgos de este tiempo en el Poder Legislativo. En cada sesión lo que dejan las mujeres y los hombres que aquí se agrupan es una imagen degradante que naturalmente no dimensionan.

Y LA TORPEZA va y viene en cada intervención desde la tribuna o desde la curul donde vociferan para demeritar a quien se encuentra en uso de la palabra agregando desorden a un pleno decadente que bien refleja lo que sucede en el estado desde que morena arribó al poder.

EXHIBIDA cotidianamente por una u otra razón, la LXIV Legislatura al final de cuentas afecta a todos sus integrantes. He dicho que existen excepciones sin embargo en el balance final estas también se incorporan al desprestigio con pocas posibilidades de marcar alguna diferencia.

DESDE que tomaron su lugar como diputados electos por mayoría o por la vía plurinominal, mujeres y hombres a los que les queda demasiado grande el compromiso que idealmente debería asumir un legislador hasta ahora han sido incapaces de entender lo que representa tan honrosa encomienda.

LA LEGISLATURA del estado en sus distintos momentos ha sido compleja porque ahí converge la pluralidad y la convivencia por supuesto no es un día de campo pero representa la oportunidad de debatir y hacer política, tarea apasionante y rica.

DEMUESTRA el tiempo que corre que este grupo, no ha podido conducirse en la lógica de un parlamento. Están por llegar a un año indiscutiblemente perdido como ocurre con el Ejecutivo que se mantiene en último lugar nacional. Espacio que también ocuparía el legislativo de ser considerado en las mediciones.

EL NULO INTERÉS por superar las circunstancias que han caracterizado su desempeño, destacadamente las intromisiones externas que nunca fueron más descaradas, los forcejeos por los espacios al punto de recurrir al Trijez y la más completa irresponsabilidad, es lo que trasciende desde el Congreso.

DE TRABAJAR en lo que debieran y de entender el papel que les corresponde jugar como legisladores, ya hubieran aportado algo a nuestra castigada tierra o por lo menos hubieran evitado que la opinión de observadores y analistas los lleve a ser etiquetados como "un circo".

CON DIGNIDAD y con una actitud autocrítica, estas treinta personas que vemos y escuchamos con discursos que llegan al absurdo y a recurrentes contradicciones, tienen que hacer un alto y replantear su quehacer si es que les interesa rescatar un poco de lo que ya han perdido defraudando por completo a Zacatecas.

Opinión