Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Política

De laviada dirán muchas cosas sus críticos, pero ninguno podrá negar su inteligencia y la claridad con la que asume sus actividades públicas.

Silvia Montes
Silvia Montes

LAS CÁTEDRAS que les ofrece el diputado Enrique Laviada a sus homólogos de morena son demasiado ambiciosas ante las conductas que a la menor provocación los exhiben como un grupo torpe, intolerante, ordinario e indiscutiblemente ignorante.

DE LAVIADA dirán muchas cosas sus críticos, pero ninguno podrá negar su inteligencia y la claridad con la que asume sus actividades públicas, por eso ha sido en distintos tiempos y espacios, brazo fuerte de políticos de talla nacional y ex gobernadores, incluido ya sabemos, Ricardo Monreal Ávila.

ANTE los diputados expuso desde la tribuna del Legislativo la urgentísima necesidad de que entiendan la situación que atraviesa el estado donde es mucha la sangre y mucho el sufrimiento que padecen sus habitantes mientras los oficialistas corren el riesgo de convertirse en problema más que en solución.

LEGISLADORES de oposición se refugiaron en el argumento simplón de la "politización" del asesinato del pequeño Caleb después de sumarse a la andanada en contra de Soledad Luévano que hizo una crítica dura pero cierta e incluso corta, como lo comentó Enrique Laviada.

NO PARECEN sin embargo entender en lo más mínimo la relevancia de su cargo y con faltas de ortografía incluidas participaron en el linchamiento a la senadora evidenciando –una vez más- la disputa interna que "no parece traer algo bueno para Zacatecas", como bien lo advirtió el legislador.

VIABLES absolutamente las sugerencias del presidente de la mesa directiva de la Legislatura: es necesario que quienes forman parte del oficialismo al pertenecer al partido en el poder den muestras de unidad. Mientras no lo hagan la factura la seguiremos pagando los zacatecanos.

ANTE la reyerta interna que trascendió las redes y captó espacios en los medios de comunicación, lo que sin duda quedó en el ambiente es la división que por supuesto le abona a los problemas en vez de actuar, como sería lógico, en la búsqueda de soluciones.

LA CERRAZÓN es tan nociva que hasta las fuerzas distintas a morena muestran preocupación y manifiestan que no desean que se siga reproduciendo el encono que se percibe en sus filas cuando se necesita la buena política. Me temo que algo tan esencial está lejos de sus posibilidades intelectuales.

NUEVAMENTE es Laviada quien pone sobre la mesa la necesidad de impulsar las acciones que requiere la entidad zacatecana, por ejemplo, alcanzar un acuerdo plural entre diputados de todas las fuerzas para buscar una mayor participación en las políticas de seguridad que se realizan en el gobierno.

EVIDENCIADA como una bancada que hasta ahora trasciende por conflictos que han provocado escisiones de impacto en la composición política de la Legislatura, la de morena debe reaccionar y entender de una vez por todas que se requiere cohesión para salir adelante.

EN ZACATECAS no merecemos la mediocridad que yo denunciaba ayer. Tampoco queremos diputados que presumen cifras alegres de una supuesta disminución en los índices de violencia que es muy relativa y que trae daños colaterales como los que vivimos ¿Cuesta tanto entenderlo? Evidentemente sí.

Opinión