Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Pueblo sin Ley

La burocracia es un mal que nos aqueja seriamente y la Fiscalía General del Estado, es el mejor ejemplo.

Silvia Montes
Silvia Montes

ES PATÉTICA la situación de muchos zacatecanos que acudimos a la Fiscalía del Estado tratando de resolver problemas que requieren la intervención de la autoridad ante la imposibilidad de hacerlo de manera personal. Uno se siente frustrado y muy molesto ante la inexistente "justicia pronta y expedita".

LA ACTUACIÓN de los encargados de atender demandas es tan indiferente como ineficaz. Estoy pasando por una experiencia que confirma mi comentario y que hago pública con el ánimo legítimo de que alguien tome nota de mi caso y como una voz que representa a la de muchos en situación similar.

POR PARTE de la licenciada Daniela Oliva Romo que fue quien recibió la demanda en contra de Salvador Ruelas Pacheco, que presenté desde hace aproximadamente siete meses, recibí una atención inicialmente muy correcta para pasar luego al mundo de los expedientes olvidados.

DE LA FISCALÍA hice un primer contacto con José Reveles, Coordinador de Comunicación Social para recibir orientación y apoyo en el caso que fue turnado al área de Justicia Restaurativa donde quedó atrapado sin que hasta ahora nadie me contacte para informarme algo respecto al seguimiento.

DONDE PREVALECE esta clase de manejo y desinterés no podemos hablar de protección para los zacatecanos mientras que personajes irresponsables como Salvador Ruelas Pacheco (aluminero que espero no tenga usted la mala suerte de contratar), viven felices y tranquilos robando dinero entregado de buena fe.

LA BUROCRACIA es un mal que nos aqueja seriamente y la Fiscalía General del Estado, es el mejor ejemplo. Mi situación me permite verlo con toda claridad para hacerlo público con frustración y enojo.

DEJANDO en esa área de Justicia Restaurativa el asunto que se supone sencillo, la licenciada Oliva llamó a Salvador Ruelas para un arreglo que de inmediato acepté pero él incumplió y después ya ni la abogada ni nadie le otorgó la menor atención.

INDEFENSOS deben sentirse muchísimos zacatecanos. Si esto ocurre con una persona conocida y más o menos capaz de exigir como yo, no quiero pensar que sucederá con el resto que acude sin estas ventajas.

A LOS AFECTADOS por situaciones similares no hay quién los escuche. Yo busqué a José Reveles para verificar el estado de mi demanda. Me informó que se enviarían tres citatorios y de no existir respuesta tenía yo la oportunidad de cambiar el caso a la modalidad de fraude. El punto es que ignoro qué ha pasado.

QUE NO TIENEN ninguna intención de informarme me queda claro y que me siento doblemente defraudada es un hecho. Desde ahora estaré compartiendo aquí mi situación para ver si de esta manera me atienden.

ALTERNATIVAS existen pero los responsables de ejecutarlas no tienen ningún interés en hacerlo mientras el señor Fiscal, Francisco Murillo, está demasiado lejos de su personal y de los ciudadanos para enterarse de qué es lo que pasa en este pueblo sin Ley ¡Que barbaridad!

Opinión