Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Reacción Tardía

Negando la realidad, insisto, Monreal afirmó palabras más o menos, que las campañas electorales y el ejercicio gubernamental son distintos.

Silvia Montes
Silvia Montes

IMPRESIONA la manera en que los gobernadores de morena como el que tenemos en Zacatecas son incapaces de admitir que los señalamientos que reciben de distinta procedencia corresponden a una realidad que se empeñan en ocultar.

EL DISCURSO de las herencias y de la negación sobre problemas que empañan el quehacer público irrita a cualquiera y ahora encontré una de esas declaraciones brillantes de David Monreal respondiendo, tardíamente por cierto, a la campaña usada por los vecinos de Durango y Aguascalientes involucrando a Zacatecas.

NEGANDO la realidad, insisto, Monreal afirmó palabras más o menos, que las campañas electorales y el ejercicio gubernamental son distintos y luego pidió respeto de parte de los futuros gobernadores que tuvieron mucha tela de donde cortar tomando como ejemplo de malos gobiernos al de nuestra querida tierra.

LA REALIDAD sin embargo es muy evidente y si David fuera congruente habría que recordarle que la suya fue también una campaña plagada de acusaciones y llena de promesas incumplidas hasta ahora, especialmente recuerdo las reiteradas alusiones que hizo sobre el tema de la violencia.

ATRIBUYENDO a una falta de voluntad de sus antecesores se llenaba la boca diciendo que él sería distinto y asumiría el papel que los zacatecanos necesitamos para resolver el lastre que hoy se le presenta como el tema de temas ante el cual ni siquiera ha logrado articular una estrategia medianamente convincente.

LA DENUNCIA que de alguna manera hicieron los candidatos ganadores es verídica y tuvieron material de sobra para mostrarle a los electores invitándolos a reflexionar sobre lo inconveniente que sería votar por morena cuando evidencia una total falta de resultados y una situación cada día más grave.

A CUESTIONES de este contenido es imposible para Monreal reaccionar de una manera razonable. Lo que ha dicho es, reitero, que se trató de campañas políticas y que los triunfadores de los estados vecinos que derrotaron a su partido ya estarán comprobando que es muy distinto hablar que gobernar.

RELACIONADAS en todo caso con el tema electoral, las alusiones de algo habrán servido y si ahora David afirma que sus próximos homólogos afrontarán realidades bien haría en aplicar esa lógica a su propia experiencia reconociendo que él también abusó del discurso acusador y ahora no sabe cómo actuar.

CON LA POLÍTICA en todo caso, nadie debería jugar, sin embargo los recursos para vencer al adversario son válidos y suena absurdo escuchar a David diciendo que "no es lo mismo cuando eres candidato que cuando tienes una responsabilidad de Estado" ¿Qué tal?

LO DICE agregando que al asumir esa responsabilidad "estás obligado al respeto al marco legal, al respeto a la institución y al respeto a tus vecinos", olvidando que él los ofendió también cuando dijo que venían a sembrarnos aquí sus muertitos. Impresionante.

DAVID señaló también que exigirá respeto para Zacatecas. Creo que debería pensar mejor en hacer política de la buena y coordinarse no sólo con Durango o Aguascalientes, sino con otras entidades colindantes para acometer juntos el gran reto de la inseguridad y la violencia.

COMO SIEMPRE se pone en evidencia y no muestra la menor capacidad de reaccionar. Ha perdido ya nueve meses sin atinar a elaborar ni siquiera un proyecto convincente ni darle el menor sentido a las ofertas de una campaña donde lo que sobró fue la falta de respeto especialmente a las mujeres.

Opinión