Te has suscrito correctamente a Silvia Montes Montañez
¡Excelente! A continuación, complete el pago para obtener acceso completo a Silvia Montes Montañez.
¡Bienvenido! Has iniciado sesión correctamente.
¡Éxito! Su cuenta está completamente activada, ahora tiene acceso a todo el contenido.
¡Éxito! Tu información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.

Tema Tabú

En LatinUS se ventiló el asunto de los estafadores con una nota muy puntual acerca de las empresas fantasma que les facturaron cantidades millonarias.

Silvia Montes
Silvia Montes

TRASCENDIÓ justo en el espacio que llama mucho la atención por sus contenidos y que corresponde al periodista más cuestionado por López Obrador (Carlos Loret de Mola), el tema que exhibe a ex diputados de una manera bastante elocuente.

LA ESTAFA Legislativa no podrá tratarse por los morenistas como el asunto del hijo del presidente (que le ha valido al periodista fuertes ataques de ellos y desde Palacio Nacional) estigmatizándolo como un representante de los conservadores y de intereses contrarios a la gran transformación.

EN LATINUS se ventiló el asunto de los estafadores con una nota muy puntual acerca de las empresas fantasma que les facturaron cantidades millonarias a varios diputados de la pasada Legislatura entre los que se encuentran cuatro integrantes del fallido gabinete de David Monreal Ávila.

UN ESPACIO noticioso como este molesta muchísimo a los defensores a ultranza de Andrés Manuel, que ahora no podrían descalificar la información que aquí conocimos pero no con la precisión de la nota que circuló extensamente en Zacatecas por todas las vías.

MUY CRÍTICO y muy vergonzoso lo que vemos y que no podemos dejar en el terreno de una estrategia de filtración al medio con fines obscuros, sino como la evidencia de una situación que a nivel estatal ha sido ignorada por el gobierno y su flamante titular.

Y SIN EMBARGO nadie duda de la veracidad del hecho en el que habrían participado Gabriela Pinedo, Jesús Padilla, Susana Rodríguez y Héctor Menchaca, integrantes del equipo de David Monreal que idealmente tendrían que salir a la opinión pública y desmentir que estén involucrados en un ilícito.

NADA se ha dicho desde el gobierno que, en todo caso, presenta una extraña moral cuando, por una parte, el Jefe del Ejecutivo veta el decreto que pudo haber revivido las herramientas legislativas, y por la otra, omite la más elemental reacción ante la estafa.

OCURRE todo esto en medio de un lapso cada vez más prolongado de ineficiencia con un gabinete silencioso y con integrantes inevitablemente cuestionados y ya célebres gracias al espacio de "LatinUS" que se replica a nivel nacional tratándose de Loret y el enfoque crítico que caracteriza todos los casos que se difunden desde su plataforma.

EN EL EQUIPO gubernamental lo que ha permanecido desde el primer día es el silencio más absoluto ante cualquier circunstancia, incluso cuando se llevan a cabo marchas y manifestaciones de protesta y exigencia de paz y resultados sin que nadie atienda a los contingentes.

DEL GOBERNADOR si bien, vetar las herramientas legislativas pudo abonarle a su muy escaso prestigio, no podemos decir que sea el paladín de la honestidad y la transparencia mientras permanezca callado y mantenga en sus puestos a los ex diputados involucrados en un acto que acusa corrupción.

MONREAL tendría que haber actuado, o por lo menos hablado sobre el particular, pero él opta por ignorar la realidad que trasciende con una nueva tónica a partir de la nota de LatinUS y no dudo que sea vista por él como una más de las "infamias" de las que se ha dicho víctima.

Opinión